Sorghum halepense (Sorgo de alepo)

Escrito por Maleza Cero. Posteado en Zona Centro, Zona NEA, Zona NOA, Zona Núcleo, Zona Oeste

Es la maleza resistente más problemática del país, y en rápida expansión. Ya genera graves daños económicos en importantes áreas productivas.

  • Sorghum halepense (Sorgo de alepo) (3)
  • Sorghum halepense (Sorgo de alepo) (2)
  • Sorghum halepense (Sorgo de alepo) (1)
Nombre científico
Sorghum halepense.
Nombre vulgar
Sorgo de Alepo, Jhonson grass, Pasto Ruso.
Familia botánica
Gramíneas – Poáceas
Ciclo de vida
Perenne
Resistencia a
Glifosato
Año de denuncia
2005 2006
Denunciante
Julio Delucchi – Luisa Nisensohn y Daniel Tuesca
Antecedentes internacionales
-Grecia, Israel, Italia: -resistencia a inhibidores de la ACCasa (graminicidas DIM y FOP)
-México: -resistencia a inhibidores de la ALS (sulfunilureas, imidazolinonas, triazolopyrimidinas)
-Estados Unidos: -resistencia a inhibidores de la ALS; -resistencia a inhibidores de la EPSP (glifosato); -resistencia a inhibidores de la ACCasa; -resistencia a las dinitroanilinas (trifluralina, pendimetalina)
Picos de germinación en el año
Septiembre-Noviembre
Producción de semilla
30.000 por planta aislada
Viabilidad de las semillas
Altamente visible 5 años
Dispersión
Viento-Animales-Maquinaria.
Zonas
Centro-Noa-Nea-Núcleo-Oeste
Alerta
Roja

Biologia

  • Germinación/Brotacion:

El crecimiento de esta maleza se inicia a partir de las yemas axilares o apicales de rizomas primarios que han sobrevivido el invierno, al aumentar la temperatura durante la primavera temprana: así aparecen en primer lugar rizomas secundarios que se transforman en macollas por encima de la superficie del suelo.

Se forman posteriormente nuevas macollas y en su base, la corona empieza a aumentar de tamaño y complejidad y a partir de ésta se generan nuevos rizomas (terciarios) que suelen crecer y profundizar en todo el perfil arable. Estos rizomas perduran en el suelo durante la estación desfavorable y son los responsables de reiniciar el ciclo de la maleza en la primavera siguiente.

Más tardíamente, la aparición del coleptile y la radícula sigue un proceso similar a cualquier gramínea anual (la temperatura base de germinación de semillas desbloqueadas es mayor que la de los rizomas). Las jóvenes plántulas también pueden producir rizomas.

Luego de los 40-50 días de la emergencia, es muy difícil establecer si la estructura aérea ha sido generada por rizomas o por semillas, salvo que se extraiga cuidadosamente el material subterráneo y se verifique la existencia del tipo de propágulo que le dió origen. Desde el punto de vista biológico, poblacional y de manejo, no existen diferencias entre las plantas adultas generadas por una semilla o un rizoma.

  • Floracion

    • Cantidad de semillas

La producción de panojas y el consecuente aporte de semillas al banco superficial del suelo (las semillas se empiezan a desprender de la panoja luego de unos 30 días de la emergencia de ésta), sigue un patrón bimodal: en el ambiente de un cultivo de maíz, el primer pico de producción de panojas ocurre en diciembre (58 % del total de panojas) y el segundo a fines del verano, aún cuando el 90 % de las semillas son aportadas por las panojas de aparición temprana.

El mismo comportamiento se ha observado para poblaciones vegetando en cultivos de soja: el primero de los flujos se observa hacia fines de febrero y el segundo durante mayo y abril.

La producción de semillas en stands muy densos de la maleza alcanza a 40.000, 15.000 y 5.000 semillas/m2 en cultivos de maíz y avena o rastrojos, respectivamente.

La principal fuente de dispersión es antrópica: en los granos cosechados o en las maquinarias.

Las semillas recién dispersadas suelen exhibir elevada viabilidad (superior al 85 %) y un alto grado de dormición. Su longevidad en el suelo está relacionada en forma directa con el aumento de profundidad y en forma inversa con la intensidad de la remoción.

Status resistencia/tolerancia

  • Casos

  • Nivel mundial

21

Problemática

  • Cultivos afectados, etc.

En soja, y en bajas a medias densidades de la maleza, la pérdida se aproxima a 1 qq/ha por cada macollo/m2 en cultivos con un rendimiento potencial del orden de 35-40 qq/ha, sembrados en primera época y a una distancia entre líneas de 0.7 m. Como es de prever, las pérdidas causadas por un nivel poblacional determinado, disminuyen ante el acercamiento entre líneas, al aumentar la densidad y al utilizarse cultivares o grupos de maduración más largos. El periodo crítico se ubica entre 3 y 8 semanas a partir de la siembra del cultivo de soja, dependiendo del nivel de precipitaciones, fecha de siembra y cultivar, entre otros factores: nuevamente la situación regional y local tienen gran influencia en la interacción.

Como es de esperar, por su arquitectura, el maíz es un cultivo mucho más sensible a la competencia y no parece recomendable plantear una siembra de este cultivo en un campo con niveles de infestación medios o altos, aún cuando se dispongan de herbicidas post-emergentes eficaces para el control de la maleza.

Las pérdidas en girasol son intermedias, al igual que en algodón.

El rango de agroecosistemas invadidos en el país es muy amplio, abarcando desde los campos bajo regadío del valle del Río Colorado y de la región cuyana, hasta los sistemas de cultivos intensivos y extensivos de secano en la pampa ondulada, el NOA y el NEA. El Mapa de la Figura 15 exhibe la frecuencia en un relevamiento reciente (35): en regiones centrales de Santa Fe y Córdoba.

1

Fig. 15. Frecuencia de Sorgo de Alepo en campos cultivados de la región pampeana ampliada. Mapa construido con la información de 5000 puntos de muestreo en 250 sitios entre noviembre 2010 y enero 2011.