Lluvia y verano, invitan a Chloris

Escrito por Florencia Sambito - Maleza Cero. Posteado en Notas exclusivas

Complicando a los productores de la región sojera núcleo, esta gramínea estival merece atención.  

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) informó la semana pasada que Chloris es una de las malezas rebeldes que complica a los productores de la región.  Particularmente, en toda el área agrícola de la provincia de Córdoba en los últimos años, especies del género Chloris y Trichloris han incrementado su presencia y se han diseminado notablemente. El “Verano Niño” las encuentra a gusto.

Las excesivas lluvias registraron acumulados superiores a los 50 mm, agravando la situación hídrica del sur este de Córdoba y sur santafesino. Y si bien, el agua está escurriendo, aún hay campos aislados, caminos anegados y relieves deprimidos sumergidos.

Mientras tanto, cada año se intensifica la presión de las malezas para producir soja.  En particular los cuadros de soja de segunda, los que aún no cerraron el surco, son los más complicados para controlar las malezas difíciles, como yuyo colorado, rama negra y gramíneas estivales, como Chloris Virgata.

¿Qué decir de esta maleza que se hace ver por estos días?

Diego Ustarroz, Investigador INTA EEA Manfredi, se ha dedicado a estudiarla, publicando un informe sobre su dinámica de emergencia.

Como lo testimonia la REM de Aapresid, en los últimos años, especies del género Chloris y Trichloris han incrementado su presencia y se han diseminado en toda el área agrícola de la provincia de Córdoba. Al mismo ritmo, las consultas por fallas de control con glifosato han aumentado notablemente.

Dentro del género Chloris la especie que predomina es Chloris virgata. Esta tiene un ciclo anual y se halla en su salsa cuando de cultivos primavero-estivales se trata.

Según revela el estudio de Ustarroz realizado en las campañas 2012/13 y 2014/2015 en Manfredi, Córdoba, la emergencia de C. virgata se produjo en varios flujos durante toda la primavera. En el 2012 la emergencia se inició más temprano (septiembre) que en el 2014, y en el mes de octubre ya había ocurrido un 70 % de la misma. En el 2014, la emergencia se inició en octubre y fue casi continua hasta el 20 de diciembre. La emergencia temprana en el año 2012, podría estar relacionada a las abundantes precipitaciones que se produjeron desde agosto a octubre. El patrón de emergencia durante la primavera es similar al reportado por Metzler et al. (2014) para un biotipo de Santa Fé. Sin embargo, en dicho estudio también se produjo emergencia en el mes de febrero.

Debido al prolongado período de emergencia que presenta esta especie, es fundamental el uso de herbicidas residuales en el suelo que controlen los sucesivos nacimientos de la maleza.

Por otro lado, según establece el informe de a BCR, los herbicidas pre emergentes han sido claves esta campaña para sortear estas malezas difíciles.

En cuanto a la efectividad de glifosato, los resultados del trabajo de Ustarroz demuestran la existencia de biotipos con diferente susceptibilidad al herbicida glifosato. Sin embargo, los factores de resistencia obtenidos fueron bajos, lo que dificulta la confirmación de resistencia en esta especie.

Al igual que el Sorgo de Alepo y otras de las gramíneas ya resistentes a glifosato, que están siendo controladas casi exclusivamente con graminicidas FOP y DIM, a las gramíneas tolerantes a glifosato como los Chloris, Trichloris y Pappophorum, también se las controla con estos graminicidas, en varias aplicaciones por campaña”, advierte la REM.

La situación de las malezas se vuelve más y más compleja. El factor climático suma una variable no menos inédita.  Las decisiones de los  productores deben estar a la altura de este escenario y complejizarse también.  Todo el conocimiento será bienvenido.

ADAMA/ Maleza Cero

 

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario