Recomendaciones frente al avance de malezas resistentes

Escrito por Florencia Sambito - Maleza Cero. Posteado en Notas exclusivas

Cómo plantear estrategias en barbecho adecuadas a las distintas problemáticas, que cubran todo el espectro de malezas y se ajusten a los costos productivos.

El avance sostenido y generalizado de las malezas en nuestro territorio productivo es un hecho, bien documentado por la REM de Aapresid. En su último informe, la institución dibujó un mapa preocupante de malezas al que se suman las condiciones de excesos hídricos que dejan a su paso lotes enmalezados, a la vez que “lavan” los herbicidas, complicando los manejos.

Recientemente la REM publicó nuevos mapas que muestran la ubicación y la superficie afectada por las principales malezas resistentes y tolerantes que afectan a la producción agropecuaria en Argentina. Seis de ellas fueron mapeadas con detalle: Amaranthus spp. (Yuyo colorado), Echinochloa colona (Capín), Eleusine indica (Pie de gallina), Lolium spp. (Raigrás), Sorghum halepense (Sorgo de Alepo)- todas estas resistentes a glifosato- y Chlorideas (Gramas) tolerantes a glifosato. Conyza spp (Rama negra) quedó afuera del reporte de la REM por estimarse que su presencia se encuentra en torno al 100%, siendo sin dudas la maleza más problemática a nivel nacional.

El relevamiento alcanzó a 200 partidos y departamentos de las 10 provincias argentinas con mayor superficie de agricultura extensiva (Salta, Tucumán, Santiago del Estero, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba, San Luis, La Pampa y Buenos Aires) y se hizo a través de consultas a varios técnicos de cada uno de estos lugares.

La estrella, el Yuyo colorado. Amaranthus hibridus y Amaranthus palmeri se llevan todos los números. Está presente en más de 13 millones de has agrícolas, lo que representa el 46% de la superficie agrícola mapeada, siendo Córdoba la principal damnificada con más de 6 millones de has. Le siguen las Chlorideas, con 8 millones de has, siendo también Córdoba la de mayor área afectada, con casi 3 millones.

Por su parte el Sorgo de Alepo resistente a glifosato cubre algo más de 5 millones de has, mientras que en Córdoba se encuentra más de la mitad de esta superficie. Lo mismo sucede con Eleusine, que alcanza 5 millones de has. El Capín resistente ocupa 4,5 millones de has, siendo Santa Fe la de mayor superficie, seguida por la provincia de Entre Ríos.

Por último, el Raigrás resistente a glifosato, que afecta 2 millones de has, siendo Buenos Aires la que se lleva el 75% de esta área, seguida por Entre Ríos y Santa Fe. Otro dato que agrega el relevamiento, es la superposición de malezas que presentan algunos lotes. Por ejemplo, el 95% de los lotes cordobeses poseen Yuyo colorado resistente, mientras que el 43% posee Chlorídeas y el 40% Sorgo de Alepo resistente a glifosato, lo que muestra que hay lotes con 2 o 3 de estas malezas.

El momento es ahora. La recomendación principal que se desprende del Informe de la REM es la aplicación en preemergencia de soja, y con más de un modo de acción, para evitar la aparición de más resistencias. En este sentido, hablamos con el Ing. Agr. Vicente Banchio, representante de Desarrollo Técnico de Mercados de Adama en Córdoba y Responsable del cultivo de Soja, sobre las estrategias que recomienda la empresa adaptadas para abordar en este momento crítico.

Para los lotes que van a soja, que vienen de maíz, que tengan presencia de Rama Negra y Yuyo colorado y las gramíneas anuales, la estrategia recomendada es Topgan (Imazaquin 15%) + Oxalis (Flumioxazim 48%). Apto para el control de Rama Negra, Yuyo Colorado, Maíz Guacho y Gramíneas Anuales, esta combinación “contempla la aplicación de 1,25 lts/ha de Topgan sumado a los 120- 150 cc/ha de Oxalis, en premergencia de cultivo de soja, desde 15 días antes hasta la siembra”, afirma Banchio. Entre sus beneficios, el control de las dos principales malezas problemas de Argentina: Yuyo colorado y Rama Negra; control de Maíz Guacho desde el nacimiento del mismo reduciendo las pérdidas; con el consecuente ahorro en la aplicación de un graminicida sobre el cultivo; ahorro en el uso de glifosato sobre el cultivo por su residualidad; mejora la eficiencia de control de Yuyo Colorado ya que Topgan controla la población No resistente a ALS y posee una amplia ventana de aplicación por la posibilidad de aplicar uno antes y otro después.

La segunda estrategia, Metolagan (Metolachloro 96% CE) + Oxalis (Flumioxazim 48%) es recomendada en el manejo de yuyo colorado y gramíneas anuales en lotes que van a soja o a maíz. “También tiene influencia sobre otras malezas”, aclara Vicente Banchio. Su posicionamiento es en preemergencia. De 1 a 1,3 lts/ha de Metolagan y sumado Oxalis, con la misma dosis (120-150 cc/ha) desde 15 días antes hasta la siembra. “Con ello controlamos Yuyo colorado resistente a glifosato y a la familia de ALS. Tiene un buen poder residual por 30 días dependiendo de condiciones climáticas, un buen poder quemante por sinergismo entre productos y logra el control de gramíneas anuales por un periodo considerable, mezclando modos de acción (antiresistencia)”.

Para la tercera estrategia, en lotes que van a soja con elevada problemática de yuyo colorado, la recomendación de Adama es Tribune (Metribuzin 70% WG) + Oxalis para el control de Rama Negra y Yuyo Colorado, en dosis de 300-500 gr/ha de Tribune y 120-150 cc/ha de Oxalis.

“Con este tratamiento, controlamos Yuyo colorado resistente en lotes con elevada infestación. La residualidad por 30 días dependiendo de condiciones climáticas, un buen poder quemante por sinergismo entre productos, de esta manera también un buen control en pos emergencia de malezas y es antiresistencia por mezclar modos de acción”, explica Banchio.

Finalmente, la cuarta estrategia incluye un modo de acción poco habitual, que está empezando a ser cada vez más usado por muchos técnicos: Legacy (Diflufenican 50% SC)- + Oxalis. Legacy aplicado antes que Oxalis, 30 días antes de la siembra, en dosis de 200-300 cc/ha y luego Oxalis, ya con el lote limpio, en 120-150 cc/ha. Este pack es recomendado en el control de las dos principales malezas problemas, Yuyo Colorado y Rama Negra, obteniendo un ahorro en el uso de glifosato sobre el cultivo, mejorando la eficiencia de control de Yuyo Colorado y de control de Glifosato sobre las malezas ya emergidas. Posee una amplia ventana de aplicación y aporta antiresistencia.

Para concluir, Vicente Banchio afirmó: “Coincidimos con el escenario descripto por la REM de Aapresid, que deja en claro lo imperativo de hacer un eficiente manejo de malezas. Las recomendaciones son generalizadas y desde Adama recomendamos el asesoramiento técnico por Ingeniero agrónomo que tenga información a nivel de lote, pensando en las distintas situaciones zonales. La oportunidad de no dejarles libre el terreno a las malezas está dada con las herramientas disponibles.”

Adama/MalezaCero